Cosmética Natural Casera: empezá por un demaquillante bifásico

Cosmética Natural Casera: empezá por un demaquillante bifásico
A esta altura todos hemos escuchado hablar a favor y en contra de los ingredientes que se usan en cosmética, aún en las marcas de alta gama, esas que nunca llegamos a comprar. Sulfatos, aluminio, plomo, ftalatos, siliconas, colorantes, sustancias sintéticas, parabenos, etc. pueden producir alergias, problemas hormonales y hasta enfermedades de las que no queremos escuchar hablar. El camino de la cosmética casera debe transitarse lentamente y, en ese transitar, nos daremos cuenta de hasta dónde queremos o podemos llegar. Les  propongo que arranquemos haciendo un demaquillante bifásico porque es fácil de hacer, no es costoso y te introduce en el tema. #cosmeticanaturalcasera #demaquillantebifasico
 

Tengo perfectamente en claro que no voy a dejar de maquillarme: nunca. Esa es mi primera premisa. Y a medida que pasan los años, me doy cuenta de que cada vez uso más cremas: para el cuerpo, las manos, contorno de ojos, la cara… y para la cara una liviana para el día y otra más nutritiva para la noche. Es una carrera que no se acaba. Pero he descubierto que uno puede hacer su propio maquillaje, y también he descubierto que muchas de las recetas que te dan no funcionan: por ejemplo, mezclar aceite de coco, con cera de abejas y polvo de remolachas no te da color a los labios, porque el polvo de remolacha no es soluble en aceite (si le ponés mucho polvo de remolacha llega a darte algo de color, pero queda áspero).

No me ha costado transformar la forma en que uso el perfume: antes lo rociaba sobre mi piel y ahora que sé que no le hace bien a la piel, lo pongo sobre la ropa y dejo el aplicarlo directamente sobre la piel para alguna ocasión especial.

¿Pero qué hacer? ¿Cómo saber qué puedo usar? Internarse en una investigación de este tipo es muy árdua, al menos yo no estoy acostumbrada a leer este tipo de informes. Razón por la cual trato de guiarme buscando info en internet sobre cada marca. Pero también está claro que hay marcas, que por más maravillosas que sean, no están al alcance de mi bolsillo. La cosmética orgánica tiene un precio importante y no hay tanto en Argentina: han llegado productos para el cabello y cremas corporales y hasta faciales, pero poco de maquillaje. Y otra vez están los precios dando vueltas, no están al alcance de cualquiera.

Entonces, empecé a incursionar en el mundo de la cosmética casera. La podés hacer vos en tu casa, tranquila, y sabés qué le ponés. ¿Es más barata? En realidad no, al menos la primera vez que hacés un producto, porque si vas a comprar un aceite (almendras, argán, coco, palta, etc) tenés que comprar uno orgánico de primera presión en frío, para asegurarte que no tuvo agrotóxicos en su cultivo ni perdió sus propiedades nutritivas en su extracción. Y vas a comprar algo más de lo que necesitás, por el tipo de fraccionamiento que traen, y eso va a servirte para volver a realizar el producto y ahí, lo que resultó caro se empieza a amortizar.

Y así, de a poco, vas iniciando un camino en el cual te vas adentrando en un mundo desconocido, en el que para seguir adelante tendrás que capacitarte, o bien acotar tu campo de acción a un tipo de cremas sin mayores pretensiones que unas realizadas con productos orgánicos porque para ir más allá, agregando Vitamina C, ácido hialurónico, etc. hay que estar segura de lo que estás haciendo, de la calidad del producto y, además, no son productos económicos y tal vez solo necesites unos gramos y no te venden esa pequeña cantidad. 

Mi primer producto fue un demaquillante bifásico (perfecto), luego una loción micelar (o que cumple esa función, buenísima), también hice un gel con aloe vera para el rostro (no está tan mal, todo depende del tipo de cutis), un contorno de ojos (que quedó demasiado cremoso para mi) y una leche corporal que me pareció buenísima. Tengo pendiente el tema del maquillaje, para lo que ya tengo los pigmentos, pero no sé por qué, todavía no arranqué con eso.

Te decía que lo primero que realicé fue un demaquillante bifásico, hice varios, basada en distintas recetas que encontré en internet y la verdad es que todas funcionan porque todas tienen una fase acuosa y otra oleosa, el tema es para qué sirve cada aceite y después están tus gustos: más espeso, más ligero.

Antes de hacer nada hay que limpiar y desinfectar la mesada sobre la cual vas a trabajar, todos los utensillos (que en este caso son pocos), el envase en el cual vas a poner el producto resultante y tus manos (si podés usar guantes mucho mejor).

Ingredientes para realizar 200 ml

Podés medirlos con cucharas o recipientes medidores o bien, en lugar de considerar mililitros medir en gramos y pesarlos en una micro balanza digital 

Receta 1:

  • 100 ml de infusión (té) de manzanilla o agua desmineralizada7
  • 100 ml de aceite de oliva2 

Receta 2:

  • 100 ml de agua o hidrolato6 de rosas o de azahar o agua desmineralizada7
  • 80 ml de aceite de almendras3
  • 20 ml de aceite de ricino5

Receta 3:

  • 110 ml de agua o hidrolato* de rosas o de azahar o agua desmineralizada7
  • 30 ml de aceite de almendras3
  • 30 ml de aceite de argan1
  • 30 ml de aceite de coco4

Receta 4:

  • 110 ml de agua o hidrolato* de rosas o de azahar o agua desmineralizada7
  • 30 ml de aceite de almendras3
  • 60 ml de aceite de ricino5

A cualquiera de estas opciones por la que optemos, podemos agregar 4 gotas de Vitamina E para que actúe como conservante. Pero mi experiencia, que me maquillo a diario, es que me dura alrededor de un mes, por lo que no es necesario el conservante. Otra opción es hacer la mitad del producto.

Una vez que hemos elegido los ingredientes a usar, los ponemos en un frasco y mezclamos. Es imprescindible agitar antes de usar, para que ambas capas: agua y aceite se mezclen.

Luego etiquetá y ponele fecha.

 Detalles sobre los productos y sus propiedades

1 Aceite de Argán: tiene antioxidantes que retrasan el envejecimiento y la aparición de arrugas.

2 Aceite de Oliva: posee un alto contenido en vitamina E, por lo cual es un poderoso antioxidante natural, que aporta elasticidad e hidratación a la piel de cara y cuerpo.

3 Aceite de Almendras: aumenta el aporte sanguíneo a los vasos de la dermis, es antiinflamatorio e hidratante. Excelente para las pestañas.

4 Aceite de Coco: tiene propiedades antienvejecimiento gracias a que contiene vitamina E, por lo que favorece el crecimiento saludable de la piel, actúa en la reparación del desgaste, y en la prevención de las arrugas.

5 Aceite de Ricino: hidrata hasta las capas más profundas de la piel, actúa como blanqueador aclarando la sombra de las ojeras, mejora la circulación de la zona y tiene propiedas antiinflamatorias. Excelente para las pestañas.

6 Hidrolato: La verdad es que cuando compramos agua de rosas o de azahar o de … estamos comprando un agua con una esencia. El hidrolato es el agua que se obtiene mediante el proceso de destilación por vapor del aceite esencial de una planta.

Agua Desmineralizada: se compra en estaciones de servicio o en algunas ferreterías. 

Tenés una duda, escribinos a [email protected] 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.