El Carnaval 2021 sigue siendo el gran festejo popular

El Carnaval 2021 sigue siendo el gran festejo popular
La tradicional fiesta de los barrios se prepara para vivir un febrero diferente. La programación se basará en propuestas digitales y en intervenciones en el espacio público, elaboradas junto a sus principales protagonistas, las agrupaciones de Carnaval. #Carnaval #Corsos #VivamosCultura #DISPO #murgas

 

Desde sus inicios, la gran fiesta de los barrios fue transformándose año a año sin dejar de lado su identidad y el 2021 no será la excepción: en el marco del período de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio en la Ciudad (DISPO) el Carnaval Porteño tomará nuevas formas de expresión para encontrarse con su público, bajo los protocolos adecuados, de forma segura y responsable.

En esta edición, la propuesta elaborada por el Ministerio de Cultura de la Ciudad junto a las agrupaciones de carnaval, transformará la calle en virtualidad para acortar distancias y resignificar el encuentro a través de la cultura, y llegará al espacio público, para mantener su histórica esencia, en aquellos lugares más emblemáticos, reconocidos por ser sedes de ensayos y corsos.

Por un lado, se realizará una gran celebración virtual durante el mes de febrero a través de Vivamos Cultura, la plataforma de contenidos digitales del Ministerio de Cultura de la Ciudad.

Se podrá disfrutar del Carnaval en directo, con agrupaciones murgueras que compartirán su prosa e identidad mediante performances de baile y música transmitidos en vivo, desde https://vivamoscultura.buenosaires.gob.ar/.

Además, en el espacio público se evocará el espíritu murguero en los barrios, con los colores y las luces del tradicional festejo popular.

Habrá actividades que apelarán a la memoria colectiva del Carnaval Porteño, en lugares emblemáticos, a través de su decoración, de la realización de murales y de una muestra de fotografía itinerante que recorrerá distintos puntos de nuestra Ciudad.

Programación 

  • Carnaval en directo

Agrupaciones murgueras se suben al escenario del Espacio Cultural Carlos Gardel para transmitir en vivo toda su identidad y prosa murguera. Podés disfrutar de las transmisiones desde el 13 de febrero, a través de Vivamos Cultura.

Programación de Carnaval en directo

Lagamur Delrioba – 13/2 | 17h
Los Impresentables de Flores – 13/2 | 18h
La Milonga del Parque Chacabuco – 13/2 | 19h
Los Cometas de Boedo – 14/2 | 18h
Caprichosos de San Telmo – 14/2 | 19h
Los Amos de Devoto – 15/2 | 17h
Los Calaveras de Constitución – 15/2 | 18h
Los Príncipes de la Boca – 15/2 | 19h
Los Arlequines de la R – 16/2 | 18h
Los Linyeras de la Boca – 16/2 | 19h
Los Auténticos Rayados de Lugano- 20/2 | 17 h
Los Pizpiretas de Liniers – 20/2 | 18 h
Los Verdes de Montserrat – 20/2 | 19 h
De Paso Cañazo – 20/2 | 20 h
Los Nenes de Buenos Aires – 21/2 | 17 h
A Troche & Moche – 21/2 | 18 h
Poetas de Nadie – 21/2 | 19 h
Desvelados de la Boca – 21/2 | 20 h
Desakatados de Recoleta – 27/2 | 17 h
Los Chiflados de Boedo – 27/2 | 18 h
Enviciados X Saavedra – 27/2 | 19 h
Invitación al Delirio – 27/2 | 20 h

  • Memoria de Carnaval

Una colección itinerante de fotografías de dieciocho artistas para activar la memoria colectiva del Carnaval. Además de ver la muestra de manera virtual a través de Vivamos Cultura, podés seguir su recorrido por distintas plazas, bibliotecas y espacios culturales.

Recorrido de la muestra en espacios de la Ciudad

Boedo | Av. Boedo entre Carlos Calvo y Estados Unidos – 13/2 – 16 a 22:30 h.
Mataderos | Plaza Madre María Ana Mogas – 14/2 – 16 a 22:30 h.
San Telmo | Anfiteatro de Parque Lezama – 15/2 – 16 a 22:30 h.
Floresta | Plaza Velez Sarsfield – 16/2 – 16 a 22:30 h.
Parque Chacabuco | Anfiteatro de Parque Chacabuco – 17/2 – 16 a 20 h.
Palermo | Plaza Unidad Latinoamericana – 18/2 – 16 a 20 h.
Caballito | Plaza Irlanda – 19/2 – 16 a 20 h.
La Boca | Caminito e/ Iberlucea y Magallanes – 20/2 – 16 a 22:30 h.
Villa Devoto | Plaza Devoto – 21/2 – 16 a 22:30 h.
Caballito | Parque Centenario – 22/2 – 16 a 20 h.
Villa Urquiza | Plaza Echeverría – 23/2 – 16 a 20 h.
Belgrano R | Plaza Castelli – 24/2 – 16 a 20 h.
Lugano I y II | Espacio Verde (Ana Díaz y Soldado de la Frontera) – 25/2 – 16 a 20 h.
Balvanera | Parque Manzana 66 – 26/2 – 16 a 20 h.
Saavedra | Parque Saavedra – 27/2 – 16 a 22:30 h.
Chacarita | Parque Los Andes – 28/2 – 16 a 22:30 h.

  • Carnaval en Grande

Cultura en Grande, el proyecto cultural de las personas mayores de la Ciudad, nos traerá una edición especial de su programa de radio y revista que pondrá en valor el rol de los protagonistas mayores del Carnaval a través de historias de fundación, anécdotas, apreciaciones temporales, y el color de la experiencia. La podés disfrutar y descargar desde el 12/2 en Vivamos Cultura.

  • Liberación de archivo

Se realizará una liberación masiva de archivo histórico a través de Wikimedia, con el objetivo de visibilizar el patrimonio local (fotografías, videos, publicaciones) que conserva la Comisión de Carnavales en una de las plataformas con mayores visitas en todo el mundo.

  • Murales Murgueros

Se realizarán murales temáticos en lugares de ensayo, corsos, plazas y otros espacios barriales típicos del Carnaval. Los diseños serán realizados junto a las agrupaciones de Carnaval.

Las agrupaciones que participaran de la iniciativa dejando plasmada su marca identitaria a través de la pintura son: Los Endiablados de Villa Ortúzar, Los Arlequines de la R, Los Elegidos del Dios Momo, Los Soñadores de Villa Pueyrredón, Los Pitucos de Villa del Parque y Devoto, A Troche & Moche, Los estrellados Porteños, Los Mocosos de Liniers, Los Auténticos Rayados de Lugano, Les Inevitables de Flores, La Redoblona, Los Chiflados de Boedo, Bombo Platillo Elegancia y Los Caprichosos de San Telmo.

  • La Ciudad se viste de Carnaval

Para acompañar la iniciativa digital e inaugurar la edición 2021, la Ciudad se vestirá de carnaval en catorce espacios públicos tradicionales que evocarán el espíritu murguero, sus alegrías y nostalgias, con las calles decoradas, luces y banderines, iluminando los barrios con todo el color del festejo popular, durante el mes de febrero.

San Telmo | Anfiteatro de Parque Lezama
San Cristóbal | Plaza Martín Fierro
La Boca| Olavarría entre Palos e Iberlucea
Boedo | Av. Boedo entre Carlos Calvo y Estados Unidos
Caballito| Seguí entre Gaona y Neuquén
Parque Chacabuco | Anfiteatro de Parque Chacabuco
Villa Lugano | Plaza Unidad Nacional
Mataderos | Av. Juan Bautista Alberdi entre Guardia Nacional y Basualdo
Villa Real | Plaza Las Toscaneras
Villa Devoto | Plaza Ricchieri
Villa Urquiza | Av. Triunvirato entre Olazabal y Blanco Encalada
Colegiales | Plaza Clemente
Palermo | Plaza Unidad Latinoamericana
Villa Crespo | Av. Scalabrini Ortiz entre Corrientes y Camargo

Breve Historia del Carnaval porteño

En los años 20 la ciudad se encontraba en proceso de expansión, motivo por el cual los barrios comienzan a tomar un papel preponderante en relación con el carnaval.

Las distintas etnias: desde africanos a europeos y a criollos, centraban su locación y sus actividades en barrios distintos: los negros en San Telmo y Monserrat; los italianos en La Boca; los judíos al sur de Palermo; los árabes en el Once, etc. Paulatinamente, en los barrios aparece la murga, como una nueva forma de agrupación, compuesta por entre 15 y 20 muchachos, amigos, que se encontraban para salir al carnaval, cantando y bailando por las calles, con letras picarescas e instrumentos caseros.

Los nombres de las murgas ya no hablan del barrio, ni de su origen, ni siquiera de la colectividad, sino que el doble sentido y la picardía sale a relucir a la hora de su elección: «Los Amantes de las chicas bien» o «Los Farristas», por poner un ejemplo.

Los trajes también eran de confección casera: desde levitas de arpillera hasta disfraces completos y detallados en telas brillantes como el satén. El nombre de la murga estaba escrito en el estandarte que las precedía.

La murga toma al bombo con platillo (introducido por inmigrantes españoles), como instrumento representativo. Luego aparecen el bandoneón, el acordeón y los instrumentos de viento.

Los ritmos y pasos de baile surgieron de una mezcla de candombe, rumba, milonga, etc.

El repertorio de canciones fue compuesto en base a la música de canciones reconocida y populares, a las cuales se les componía una letra con doble sentido o picaresca.

Con el tiempo las murgas van evolucionando, extrayendo de las agrupaciones de carnaval de las décadas anteriores símbolos y formas. Y también sufre cambios importantes, como, por ejemplo, tomar al barrio como factor fuertemente identificatorio: «Los pecosos de Chacarita», «Los Linyeras de La Boca», «Los Locos del Spinetto», etc.

Cada barrio irá creando un estilo de baile y un «toque» rítmico particular. Se irían incorporando mujeres, pero en roles secundarios.

A partir de la Revolución Libertadora, en adelante, los gobiernos militares pretendieron controlar la fiesta de carnaval. En la última dictadura militar, 1976, a través de un decreto, fueron anulados los feriados de carnaval. Hubo corsos hasta 1981 pero para las murgas fue muy complicado realizar su show. Sin los feriados había menos días para actuar y el control sobre las letras que prohibía la crítica política. La mayoría de las murgas dejaron de presentarse y en los últimos tres años de la dictadura (’81, ’82, ’83) no se presentó ninguna en la ciudad.

Pese al retorno de la democracia, el proceso de recuperación de las murgas aparece en 1997 cuando el ex Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires sanciona la Ordenanza N.º 52.039, por la cual «se declara patrimonio cultural la actividad que desarrollan las agrupaciones de carnaval» y se faculta al Gobierno de la Ciudad a «propiciar las medidas pertinentes para que las mismas puedan prepararse, ensayar y actuar durante todo el año en predios municipales que puedan adaptarse a tales fines o bien a gestionar espacios en clubes y sociedades de fomento cuando las circunstancias así lo requieran» (cf. Ord. N.º 52.039/97).

Esta misma normativa pone en manos del Gobierno la responsabilidad de promover la organización de corsos en los barrios, estableciendo en la Secretaría de Cultura el ámbito de la coordinación con las entidades intermedias y en esta misma Secretaría y la de Promoción Social la articulación de políticas sociales integrales que sean afines a sus objetivos: campañas de integración educativa y cultural, alfabetización, asistencia en recursos de salud, alimentación, vivienda, trabajo, etc.

El artículo 7º de esa ordenanza establece la creación de la Comisión de Carnaval, integrada por un representante de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad, un representante de la Comisión de Cultura del Concejo Deliberante (hoy Legislatura) y dos representantes titulares y suplentes de las agrupaciones de carnaval, todos ellos designados ad honorem. A esta comisión se le atribuye la responsabilidad de acordar las políticas tendientes a dar cumplimiento a lo establecido en esa ordenanza y en la N.º 51.203/96 que instituye el llamado «Festival de Candombe y Murga» en la ciudad de Buenos Aires.

El día 24 de junio de 2004 la Legislatura Porteña aprobó la Ley N°1322 que declara días no laborables los lunes y martes de Carnaval. Un paso adelante para reestablecer aquellos carnavales que nuestros abuelos supieron disfrutar, donde se vivía la fiesta popular en toda su dimensión. El mismo año y mediante la Ley 1527 se aprueba la creación del Programa Carnaval Porteño, dependiente de la Dirección General de Festivales y Eventos Centrales, que tiene como uno de sus objetivos generar el impulso de las acciones positivas que el Gobierno de la Ciudad propicie con vistas al desarrollo de la comunidad del Carnaval.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.