El monumento a Colón se trasladará a la Costanera Norte

113

Finalmente, gracias a un acuerdo entre Nación y la Ciudad de Buenos Aires, se resolvió que el Monumento a Colón será emplazado en la plazoleta, cuyo suelo se dictaminó apto para soportar las 623 toneladas de peso de la escultura, sita frente al Aeroparque Jorge Newbery.

En marzo de 2013, la decisión de la presidente Cristina Kirchner de trasladar el monumento a Colón, emplazado detrás de la Casa de Gobierno, para colocar allí una en homenaje a Juana Azurduy, despertó una polémica inimaginada. Luego de idas y venidas, Nación y la Ciudad sellaron un acuerdo para llevar el monumento Colón frente al Aeroparque Jorge Newbery.

Se establece en el acuerdo que la Nación se hará cargo de los gastos de «traslado, restauración y emplazamiento» y entregará a la Ciudad «toda la documentación y estudios técnicos realizados» y otro estudio con datos «del estado del monumento al momento de la recepción». Por otro lado, la Ciudad «asumirá la responsabilidad del mantenimiento y custodia».

Según se informa se comenzará con el traslado de las piezas en el transcurso de las próximas semanas, estimándose que se finalizará en alrededor de un mes, para dar comienzo a las tareas de montaje. 

En el lugar en cuestión, terreno ganado al río, funciona un lugar que funciona como restaurante, cuatro carpas con gente instalada en el lugar; y varios puestos de venta de bebidas, uno de ellos «enganchado» a la red pública de electricidad, con una heladera en funcionamiento, según informa el diario Clarín.

Este espacio no fue incluido en la renovación del Espacio Público sobre la Costanera que realizara Ciudad hace poco tiempo, por lo cual «las típicas barandas están rotas, el piso no fue renovado, igual que el semicírculo que funciona como mirador hacia el río (que es el lugar que ocuparía el monumento). Y funciona una suerte de estacionamiento, con cuidacoches, que invaden incluso la zona peatonal» según informa el diario Clarín.

Es de destacar que a pesar del acuerdo, la comunidad italiana rechaza el traslado y continúa juntando firmas para evitar la medida.

SOBRE EL MONUMENTO

El Monumento fue Obsequiado por la colectividad italiana residente en la Argentina para las fiestas del Centenario de la Revolución de Mayo. 

Una comisión, presidida por Antonio Devoto —padrino y promotor del proyecto— se encargó de recaudar los fondos, y fue Devoto quien encabezó la lista de los contribuyentes con una gran suma.4 5 Muchos inmigrantes italianos hicieron aportes de dinero, desde los potentados comerciantes hasta los más humildes inmigrantes.
Por Ley Nº 5105 del 26 de agosto de 1907, el Poder Ejecutivo Nacional autorizó la donación del monumento; el 24 de mayo de 1910 fue colocada la piedra fundamental, pero la escultura llegó a la Argentina recién el 14 de abril de 1921 y se inauguró el 15 de junio de ese año.4

El monumento es obra del escultor florentino Arnaldo Zocchi (1862-1940), quien fue elegido por concurso por la comisión recaudadora de fondos. El artista realizó el monumento íntegramente en Italia, luego se lo desarmó y las partes, numeradas convenientemente, se transportaron hasta Buenos Aires donde el artista se encargó de dirigir la obra de montaje en el Parque.2 Allí pudo ver el izamiento de la escultura por medio de un guinche y estuvo presente en el día de la inauguración junto al presidente Hipólito Yrigoyen. El discurso central estuvo a cargo del ministro de Relaciones Exteriores Honorio Pueyrredón. Una multitud acudió al acto, en el que estuvieron, entre otros, las autoridades de Italia, los Bomberos Voluntarios de la Boca y representantes de instituciones de ese barrio de fuerte raigambre en dicho país.

Sobre la cara del lado este el monumento muestra roturas y marcas que fueron dejadas por los proyectiles disparados durante el bombardeo a la Plaza de Mayo de 1955, cuando aviones de la Marina intentaron desalojar por la fuerza al presidente Juan Domingo Perón.3

En cuanto a la plaza que la rodea, fue proyectada y construida por Carlos Thays como parte del Paseo de Julio y recibió su nombre por ordenanza del 28 de noviembre de 1894. Fue inaugurada en 1904 y en 1911 se le construyeron terrazas y escalinatas que ordenaban el sector hacia el Río de la Plata. En 1921 se terminó el arreglo de jardinería, proyectado por Eugenio Carrasco y Francisco Lavecchia, para recibir la estatua. En el lugar elegido existía una explanada y una Fuente Monumental, pieza de catálogo de la casa Val D’Osne de Francia, que tuvo que ser desarmada, sus piezas se encuentran hoy exhibidas en distintos sitios de Buenos Aires.6 7

En 1955, la Casa Rosada y sus alrededores sufrieron un bombardeo por parte de aviones de la Armada Argentina, intentando un golpe de Estado contra el Presidente Juan Domingo Perón; y tanto la Plaza Colón como su monumento fueron dañados levemente por los proyectiles. En 1987, el Monumento a Colón sufrió un intento de atentado explosivo, sin conocerse nunca los autores del hecho.8

En 2007 el jefe del gobierno porteño Jorge Telerman firmó un acuerdo con la Nación para disponer de la Plaza Colón (detrás de la Casa Rosada) y sus adyacencias por cuestiones de la seguridad perimetral.

En 2008, durante el gobierno de Mauricio Macri, se ratificó el acuerdo por ley N° 2862. A raíz de esta ley, el Gobierno nacional fue autorizado a disponer, conservar y mantener el espacio ubicado atrás de la Casa Rosada.