Homenaje a Lohana Berkins en la Biblioteca del Congreso

La Biblioteca del Congreso de la Nación (BCN) rendirá homenaje a la activista trans Lohana Berkins

8
Homenaje a Lohana Berkins en la Biblioteca del Congreso
Homenaje a Lohana Berkins en la Biblioteca del Congreso

La Biblioteca del Congreso de la Nación (BCN) rendirá homenaje a la activista trans Lohana Berkins a través de la muestra “No es igual, no da igual”, una propuesta colectiva que integra obras en distintos soportes y que se inaugurará este lunes a las 18:30, en el Espacio Cultural BCN, Alsina 1835.

El certamen NO ES IGUAL, NO DA IGUAL, es una iniciativa del Programa de Género y Diversidad Sexual, del Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que desde hace cuatro años se propone mostrar los avances logrados en materia de género y diversidad sexual así como las brechas aún existentes en nuestra sociedad.
Este año, el Programa, junto al Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso de la Nación, quieren rendir homenaje a la activista travesti Lohana Berkins, fallecida 5 de febrero de 2016.
Lohana fue pionera y referente en las luchas por la ampliación de derechos de la comunidad travesti, transgénero, transexual, lésbica, gay, intersexual poniendo en cuestión los mandatos binarios y heteronormativos. Fue una de las impulsoras de la Ley de Identidad de Género, aprobada por el Congreso el 9 de mayo de 2012.
Esta muestra ha sido concebida como una propuesta colectiva e integra obras en distintos soportes que buscan dar cuenta de su activismo y su legado socio-político.
 
Entrada libre y gratuita.
Espacio Cultural BCN, Alsina 1835, CABA.
Sobre Lohana Berkins
Nacida en Pocitos, Salta, en 1965, fue una activista trans que con su militancia impulsó la identidad transgénero.
En 1994, Berkins fundó la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT) y estuvo al frente hasta su fallecimiento, el 5 de febrero de 2016.
Fue impulsora de la Ley 3.062 de respeto a la identidad adoptada por travestis y transexuales y aprobada por la Legislatura porteña en 2009.
En 2002 protagonizó un hecho casi fundacional en el reconocimiento de los derechos de travestis y trans: se inscribió en la Escuela Normal 3 para ser maestra, y ante la imposibilidad de hacerlo con su nombre, radicó una denuncia ante la Defensoría del Pueblo porteña, que finalmente ordenó a las autoridades a que respetaran su identidad de género.
Fue la primera travesti con un empleo en el Estado al ser asesora del legislador porteño por el Partido Comunista, Patricio Echegaray, hasta el 2002.
En 2008 lideró la creación de la Cooperativa Textil Nadia Echazú.
En 2010 formó el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género, que alió a más de quince organizaciones que impulsaron la sanción de una ley nacional que garantice la adecuación de todos los documentos personales a la identidad de género, con el nombre elegido y con acceso a tratamientos médicos de quienes soliciten intervenciones sobre su cuerpo.
La Ley de Identidad de Género, que ella impulsaba fue aprobada por el Congreso el 9 de mayo de 2012.
En 2011 fue distinguida por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires que le otorgó la distinción llamada “El árbol de la inclusión”.
El 11 de octubre de 2011 fue declarada Personalidad Destacada de los Derechos Humanos por la Legislatura porteña y en 2012 recibió la nominación a los Premios Democracia del Centro Cultural Caras y Caretas, en la categoría Derechos Humanos.
En 2013 fue nombrada al frente de la Oficina de Identidad de Género y Orientación Sexual.
Murió el 5 de febrero de 2016 en Buenos Aires luego de permanecer varias semanas internada en una clínica porteña.
En su última carta escribió:
“Queridas compañeras, mi estado de salud es muy crítico y no me permite reunirme personalmente con ustedes. Por eso quiero agradecerles sus muestras de cariño y transmitirles unas palabras por medio de la compañera Marlene Wayar, a quien lego esta posta. Muchos son los triunfos que obtuvimos en estos años. Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad. El tiempo de la revolución es ahora, porque a la cárcel no volvemos nunca más. Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en estos momentos. Furia Travesti Siempre. Un abrazo”.
Recomendamos leer el reportaje a Lohana realizado por Luciana Peker y aparecido en Página 12 pocos días depués de su muerte: