Inscripción abierta a los talleres virtuales en la Biblioteca Nacional

Inscripción abierta a los talleres virtuales en la Biblioteca Nacional
La Biblioteca Nacional anunció que se encuentra abierta la inscripción a los Talleres Virtuales, que serán intensivos, abiertos a la comunidad y gratuitos. La inscripción se realizará hasta el 23 de abril inclusive, únicamente a través de la web de la Biblioteca Nacional. Las clases comenzarán el 3 de mayo y estarán a cargo de docentes de reconocida trayectoria en el campo de la narrativa, la poesía, la crónica y la dramaturgia. #BibliotecaNacional #TalleresVirtuales #Gratuito 
 

Hasta el 23 de abril, está abierta la inscripción para participar de Talleres virtuales de la Biblioteca Nacional. Se trata de cursos intensivos de lectura y escritura, abiertos a la comunidad y gratuitos.

Las clases estarán a cargo de docentes de reconocida trayectoria en el campo de la narrativa, la poesía, la crónica y la dramaturgia: Osvaldo Gallone, Carina Carriqueo, Gabriel Caldirola, Jorge Consiglio y Marisol Alonso.

En el primer trimestre 2021 -que abarca los meses de mayo, junio y julio- se dictarán cinco talleres por zoom. La inscripción se realizará hasta el 23 de abril inclusive, únicamente a través de la web de la Biblioteca Nacional.

La confirmación de las vacantes se realizará del 26 al 30 de abril y el inicio de clases está previsto para el 3 de mayo.

Lunes a las 19 h | Seminario de novela breve. Dictado por Osvaldo Gallone

  • La forma de novela breve ‒uno de los géneros que más dificultades ofrece en la literatura‒ ha sido abordada por los escritores más representativos logrando, en algunos casos, consumadas obras maestras. Tal, entendemos, es el caso de los textos que se van a abordar en este seminario.

Martes a las 19 h | Cultura mapuche. Dictado por Carina Carriqueo

  • Mediante este taller se busca acercar a los participantes a la cosmovisión mapuche. En qué consiste el sentido del ser como parte de la naturaleza en un tiempo circular y no lineal como el occidental. El significado de la palabra mapuche abarca un pensamiento, una forma de ver la vida para entender quiénes somos. Una invitación para conocer desde adentro lo que en mapuche llamamos el Nuxám (Nutrám), la transmisión oral del conocimiento como herramienta fundamental para el entendimiento de la naturaleza.

Miércoles a las 19 h | Espiritualidad en la poesía argentina. Dictado por Gabriel Caldirola

  • ¿De qué manera la poesía se hace eco de una espiritualidad cristalizada en prácticas o credos religiosos como el cristianismo, el zen, el hinduismo o el Santo Daime? En estos encuentros de lectura abordaremos textos de 11 poetas argentinas y argentinos que permiten observar diversos modos de asimilar una espiritualidad no monolítica en una experiencia capaz de abrir la palabra al misterio, al silencio en el que late cuando lo poético alcanza la condición de un acontecimiento.
    No se trata, en todos los casos, de autores que profesen explícitamente una pertenencia religiosa. En algunos, su espiritualidad se presenta desde una perspectiva laica, muchas veces abarca lo profano, y casi siempre incluye el cuerpo. Pero a todos los anima, tal vez, una misma convicción, que María Zambrano formula de manera universal: escribir es un acto de fe.

Jueves a las 19 h | A fuego lento: leer para escribir. Dictado por Jorge Consiglio

  • En este taller se trabajará con un corpus de cuentos de la literatura argentina, en particular y universal, en general. Los textos serán considerados como sistemas autónomos con leyes propias. La lectura activa –deconstructora, atenta a las estructuras y a las significaciones del relato− procurará distinguir los elementos −narrador, personaje, tiempo, espacio, tensión dramática, intriga, clímax, empleo de los detalles, economía, velocidad− que se interrelacionan en el marco del texto y que funcionan como factores de tensión. La idea es reflexionar sobre la pertinencia y la funcionalidad de estos componentes en el marco del relato. El taller tiene un objetivo central: la lectura activa deberá servir para estimular y dar soporte a la escritura de los participantes.

Viernes a las 17 h | Taller de lectura: el velo de la escritura. Dictado por Marisol Alonso

  • El objetivo del taller es darles a los participantes las herramientas de lectura y análisis de cuentos y novelas para que puedan comprender los procedimientos literarios que operan detrás de cada obra. No sólo interpretar el texto sino también descubrir la construcción de un personaje, la espontaneidad de los diálogos; cómo se prepara la tensión en una historia y cómo se suministra la información necesaria para lograr el clímax y el desenlace de esa tensión. Entender los procedimientos que generan el profundo deseo que nos produce la lectura y descifrar los métodos y recursos de la literatura.

Más información en este link.  Consultas: [email protected].

Sobre la Biblioteca Nacional

Al principio, se llamaba Biblioteca Pública de Buenos Aires. Y si bien su creación fue el 13 de septiembre de 1810 por Mariano Moreno, de quien hoy lleva su nombre, fue recién dos años después cuando se inauguró para el gran público visitante de toda la Argentina: el 16 de marzo de 1812.

La primera sede de la Biblioteca estuvo ubicada en lo que hoy se conoce como la Manzana de las Luces, en la intersección de las actuales calles Moreno y Perú. Los primeros bibliotecarios de entonces fueron Fray Cayetano Rodríguez y Saturnino Segurola. Mariano Moreno, por su parte, había sido designado como protector.

Hacia 1823 la Biblioteca ya albergaba un patrimonio superior a los 17.000 volúmenes y nunca paró de crecer. Y es por este gran caudal bibliográfico que la Biblioteca se convirtió en una de las más importantes de América. Hoy cuenta con más de tres millones de ejemplares, y más de medio millón de diarios y revistas.

El 17 de abril de 1879, con la dirección de Manuel Ricardo Trelles, se concretaron diversas mejoras para las actividades bibliográficas y de infraestructura. Trelles permaneció en el cargo hasta 1884, cuando el establecimiento pasó a la jurisdicción del Gobierno de la Nación. Para ese entonces, principios de 1880, la Biblioteca ya contaba con una concurrencia de más de 7700 lectores. Y hacia 1882, la institución ya poseía 32.600 volúmenes.

Bajo la órbita nacional, el 5 de octubre de 1884 se nombró a José Antonio Wilde como su primer Director Nacional. Wilde murió a los tres meses de asumir, pero logró implantar, durante ese corto periodo, el servicio nocturno y la adquisición de nuevos materiales bibliográficos. Hacia 1893 la Biblioteca poseía ya un fondo de 62.707 ejemplares.

A comienzos del nuevo siglo, en 1901, la institución se trasladó al edificio de la calle México 564, que en un principio había sido elegida para albergar la Lotería Nacional. Sin embargo, se cedió el lugar para la Biblioteca. El estilo Beaux-Arts de la construcción fue obra del arquitecto italiano Carlos Morra. Y aquí, entre 1955 y 1973, el escritor Jorge Luis Borges ocupó el cargo de Director de la Biblioteca Nacional. Al asumir la dirección, el escritor ya había perdido la vista y, según se comentó, escribió su célebre “Poema de los dones”, cuya primera estrofa dice: «Nadie rebaje a lágrima o reproche/ esta declaración de la maestría/ de Dios, que con magnífica ironía/ me dio a la vez los libros y la noche». En 1992, la Biblioteca Nacional se trasladó a su actual edificio, ubicado en Avenida del Libertador y Austria.

Más tarde, en 1960 y por la Ley N.º 12.351, se destinaron tres hectáreas para la construcción del actual edificio de la Biblioteca Nacional, entre las avenidas del Libertador y Las Heras, y las calles Agüero y Austria. Se trata de terrenos que correspondieron al antiguo Palacio Unzué. “El edificio construido por los arquitectos Clorindo Testa, Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga, el cual proyecta una moderna estructura, considerada de estilo brutalista debido a sus formas geométricas y a la presencia del hormigón a la vista”, dicen desde la Biblioteca Nacional Mariano Moreno.

Y agregan: “Esta construcción representa el último capítulo de una rica serie arquitectónica compuesta por otros dos edificios históricos: el de sus orígenes, en la Manzana de las Luces, y su clásica sede de la calle México, en el barrio de San Telmo, inaugurada a principios de siglo XX por su entonces director, Paul Groussac. Este último edificio se encuentra hoy en restauración para albergar allí el Centro de Estudios y Documentación Jorge Luis Borges –en reconocimiento a su trayectoria como director de la institución–, el cual oficiará como un espacio de muestras e investigación y como residencia para escritores que visiten la ciudad”.

Actualmente, la Biblioteca Nacional atesora, resguarda y pone al servicio de todos los argentinos, a través de las más modernas técnicas bibliotecológicas, los materiales y documentos con los que se forjaron las distintas ideas y épocas del país. Ayer, luego de cumplirse un año de la pandemia, esta gran casa del libro y el conocimiento, reabrió sus puertas con todos los protocolos sanitarios necesarios para volver a acercar todas sus colecciones de documentos, manuscritos, libros, revistas, periódicos, fotografías, mapas, grabados, audiovisuales y partituras a todo los públicos.

De esta manera, la Biblioteca continúa presente con una cultura siempre viva que, como dicen desde sus instalaciones, “espera ser redescubierta por la mirada de sus lectores e investigadores, reconociendo los tonos de un país heterogéneo y los puntos de vista de un pasado que no cesa de producir preguntas y proyectar imágenes sobre el presente”.

Este 20 de marzo, el Museo del Libro y de la Lengua, dependiente de la Biblioteca Nacional, también abrió sus puertas con una de las primeras muestras que dan comienzo a su agenda cultural 2021. En este caso, se trata de la exhibición Las Nadies: una presentación de las microhistorietas editadas por el INADI, como reconocimiento a la labor de las mujeres que a lo largo y ancho del país sostienen comedores populares, arriesgando sus vidas en plena pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.