La Basura, un problema fundamental para lxs porteños

67
La Basura, un problema fundamental para lxs porteños
por Pacha Carreira Griotcontacto
La ciudadanía porteña tiene dos problemas que ponen en la cima de sus preocupaciones: la seguridad y la basura. Ambas problemáticas son consecuencias de problemas profundos no resueltos de manera integral.

Para la manipulación de residuos, en el año 2005 se votó la Ley de Basura Cero, reglamentada por el Gobierno del PRO en el año 2008. Esta ley contempla varios puntos para que esta problemática sea paulatinamente abordada desde distintos lugares, por un lado, la concientización de la separación en origen de residuos reciclables, orgánicos, tecnológicos, entre otros. Con ese paso se reduciría notablemente la cantidad de descarte, pero habría que invertir en varios ejes que hoy no están siendo llevados a cabo, campañas participativas para que cada ciudadanx sea el mentor de la solución, con el Estado organizando estas acciones. No se resuelve con carteles, postas verdes o spots radiales, la campaña debe ser implementada de manera contundente con acciones directas en cada barrio.

La Ley de Basura Cero también estipula el fomento de Recicladorxs Urbanxs, un sector con el que el actual Gobierno está en tenso conflicto por la imposibilidad de sumar cupos laborales y seguir precarizando esta actividad. Actualmente, funcionan cooperativas y también los conocidos como “cartonerxs autónomos”, que están fuera de todo amparo estatal. La regularización del sector debería ser una prioridad, con Recicladorxs Urbanxs trabajando en condiciones dignas no solo se garantiza el acceso a un trabajo registrado y de mayor calidad, sino que también se podría abordar la marginalidad que genera la informalidad.

En estos días el eje esta puesto sobre un punto fundamental de la Ley de Basura Cero, que estipula la prohibición de la incineración de residuos por los severos impactos ambientales y de salud que este método genera. El Poder Ejecutivo de la Ciudad, con Horacio Rodríguez Larreta en la cima de los responsables, envió a la Legislatura Porteña un proyecto de ley que habilitaría la quema de basura. Lisa y llanamente, entra en conflicto con la ley vigente y, cuando intentamos acceder a los argumentos del Proyecto, no encontramos razones sólidas para avanzar sobre este punto. Legisladorxs de la Oposición realizaron una conferencia de prensa pidiendo argumentaciones técnicas, apertura de espacios de participación ciudadana y lo más importante: tiempo.

Piden tiempo porque con la mayoría de legisladorxs oficialistas y aliadxs, el proyecto saldría automáticamente, sin discusión en comisiones, sin escuchar a profesionales que presentaron sus reparos, ni a ONGs como Greenpeace que también se manifestaron en contra.

Ante el fracaso de los plazos de la Ley de Basura Cero que proponía una reducción de un 30 por ciento en la generación de basura destinada al relleno sanitario al 2010, de un 50 por ciento al 2012 y un 75 por ciento para el 2017. Y prohibía para el 2020 “la disposición final de materiales tanto reciclables como aprovechables”. El Jefe de Gobierno propone postergar los plazos hasta el 2028 y volver a quemar basura en la zona metropolitana incluyendo en el plan 7 plantas de incineración. Si algo podemos asegurar es que la ciudad está tapada de basura y las propuestas del Gobierno actual no están a la altura de las circunstancias.