La concesión del ex-Zoo se trató en Audiencia Pública

46

La concesión del ex-Zoo se trató en Audiencia Pública

Alrededor de 100 personas expusieron su posición acerca de la ley aprobada en primera lectura que permite la concesión de uso y explotación de edificios y la generación de nuevos espacios dentro del predio del ex Jardín Zoológico (Palermo – Comuna 14), que será transformado en un Ecoparque.

Los primeros en manifestar su posición fueron los funcionarios del Ejecutivo con responsabilidad en la gestión y transformación en Ecoparque Interactivo. Sin embargo el primero en tomar la palabra fue el Defensor del Pueblo adjunto de la CABA, Gabriel Fuks, quién se expresó en nombre de su institución y enfatizó sobre la “preocupación por la protección de los edificios y nuevos espacios, quiénes serían los posibles concesionarios y qué uso le darán a los mismos“. Además, afirmó: “Es un proceso que generó grandes expectativas y frente a las dudas planteadas es necesario escuchar a los expertos. Se debe hacer énfasis en las prioridades básicas de los animales“.

Por su parte, el Director General y titular a cargo de la Unidad de Gestión Estratégica y Transformación del Ecoparque Interactivo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Damián Pellandini, el titular de la Unidad de Proyectos Especiales Ecoparque Interactivo, Gonzalo Pascual, y el gerente de Conservación del Ecoparque Interactivo, Rodrigo Fariña, brindaron detalles del proyecto en tratamiento. Se centraron en los ejes, el plan de transformación, el contenido y refirieron a la Ley de Concesiones.

Luego expusieron numerosos inscriptos. Entre ellos, la diputada mandato cumplido María José Lubertino, alertó que es “una obra sin el estudio de impacto ambiental” y recordó que la premisa del proyecto era “no queremos animales en cautiverio”. Afirmó que no se respetaron los proyectos de sus pares con mandato cumplido Pablo Bergel y Adrián Camps, que contemplaban aspectos patrimoniales, ecologistas y los derechos de los animales. El guardaparque Andrei Chtherbine recordó que “desde 2012 estamos luchando por un jardín ecológico, que era parte del proyecto de ley”. Diego Sokolowicz, integrante de la Junta Comunal 14, sostuvo que los funcionarios con la presentación multimedia “nos muestran una foto y promesas de futuro”, pero hoy hay “una situación de abandono y maltrato”. Enfatizó que “el proyecto tiene la necesidad de hacer concesiones, porque si no, no les cierran los números” y que lo que trasciende “no es el powerpoint, es la legislación“.

Por su parte, el naturalista Francisco Erize, resaltó la posibilidad del “contacto directo con los animales”, aunque advirtió sobre “décadas de abandono por parte del Gobierno de la Ciudad“. Eliana Couso leyó el informe de un médico veterinario referido a los decesos de animales, como fue el caso de un rinoceronte de 24 años y una jirafa de 18. “Tenemos futuras muertes evitables”, ya que los animales cautivos sufren stress y habló de un “manejo espasmódico y descontextualizado”. A su turno, Lucas Bacci Gimpelj, como otros vecinos, defendió la ley argumentando que “es muy clara” y la consideró “sustentable económicamente y ambientalmente”. En el mismo sentido, Gerardo Goldsztein, manifestó su adhesión al Ecoparque, ya que va posibilitar el ingreso a los jóvenes de manera gratuita.

La Audiencia tuvo lugar durante más de seis horas en el Salón San Martín de la Legislatura porteña y fue encabezada por la presidente de la Comisión de Presupuesto, Paula Villalba (VJ), quien estuvo acompañada por sus pares Maximiliano Sahonero, Carolina Estebarena, María Luisa González Estevarena, Mercedes de las Casas, Guillermo González Heredia, Gastón Blanchetiere, Claudio Cingolani (VJ), Marcelo Guouman (E), Lorena Pokoik (UC), Marcelo Depierro (MC), Gabriel Solano (FIT) y Sergio Abrevaya (GEN).

Ley aprobada en primera lectura

Autoriza el uso y explotación a privados por 10, 15 o 20 años, según los casos, de casi 4 manzanas, es decir 33.050 m2 de edificios y terrenos que quedarán en desuso por la liberación o traslado de animales cautivos y de nuevos espacios cubiertos o al aire libre ubicados dentro del predio del Jardín Zoológico “Eduardo Ladislao Holmberg“, para destinarlos a actividades educativas, recreativas y de servicios.

Impulsada por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la ley fue aprobada en primera lectura el 28 de junio pasado con 42 votos positivos de las bancadas Vamos Juntos, Evolución, Socialista y Gen, contra 15 votos negativos de Unidad Ciudadana, Bloque Peronista, FIT y AyL.

El Jardín Zoológico ocupa una superficie total de casi 17 manzanas o hectáreas (167.522 m2) delimitada por las avenidas Las Heras, Santa Fe, Sarmiento, Del Libertador y República de la India . Está integrado por diversos edificios y árboles notables cuyo conjunto edilicio, paisajístico, ambiental, artístico -dado que también posee esculturas de artistas notables como Emilio Canovas, Emilio Sarguinet, Lola Mora- y ornamental, fue declarado Monumento Histórico Nacional mediante el Decreto del PEN N° 437/97.

La ley tiene por objeto dotar de las herramientas necesarias para continuar con la progresiva transformación en Ecoparque dispuesta por la Ley N° 5.752, permitiendo financiar a través de la participación privada, las inversiones y erogaciones necesarias para garantizar los estándares de bienestar animal, los programas de conservación y los proyectos educativos y de investigación.

En una primera etapa, durante el corriente año, se pondrá en marcha el proceso de privatización de los siguientes espacios (entre paréntesis se consigna la cantidad de metros cuadrados): por 20 años, la Casas de los Osos (6.500) y la Condorera (2.100). Por 15 años, la Confitería El Águila (1.100), Leonera – Fosa de los Leones (1.600), Pabellón de los Loros (750), Pabellón de las Fieras (2.700), Acuario – Caballerizas (3.500) y Reptilario (400). Por hasta 10 años, la Casita Bagley (400).

En una segunda etapa, a partir de 2020, se prevén concesionar por 20 años los Templos Hindúes De los Elefantes (2.800) y De los Cebúes (2.700). Por 10 años, el Pabellón Ruso (1.200), la Casa de las Jirafas (500), Chalet de Ciervos – Bisontes (400) Chalet de Rinocerontes (500).

A partir del año 2022, comenzará la última etapa de concesiones: por 15 años, el Antiguo Monario Azul (900) y el Pabellón de los Camellos (500); por 10 años la Casa de los Ciervos – Tapires (400), la Choza ex Congoleña (400), instalaciones de la Administración (2.500) y el Museo de Arte Infantil o ex Casa de Pumas y Víboras (1.200). A estos predios o instalaciones deberán agregarse otras áreas aún no ponderadas en metros cuadrados que serán los “nuevos espacios cubiertos o descubiertos” que podrán ser concesionados. La norma aprobada establece que estos “no podrán superar el 3% de la superficie edificada total del predio” y “deberán ser lindantes a los predios” antes enumerados y que figuran en el Anexo I de la ley. También se estipuló que, como máximo, se podrán otorgar hasta tres predios para la explotación a un mismo concesionario.

El artículo tercero determina que “en virtud del proceso de transformación progresiva del Jardín Zoológico” el Gobierno de la Ciudad “deberá garantizar que previo a la concesión de los edificios, se deriven, liberen y/o trasladen los ejemplares de la colección faunística que pudiesen estar alojados en los mismos”.

En cuanto a los pliegos de bases y condiciones, deberán adecuarse a lo dispuesto por la Ley N° 5.752 y las actividades que se realicen en los espacios concesionados “tendrán por objeto propuestas educativas, recreativas y de concientización en materia de conservación y preservación del ambiente, servicios y propuestas complementarias que mejoren la experiencia del visitante y, en general, todas aquellas que permitan posicionar al predio como paseo familiar”.

Se estipula que el Ejecutivo deberá “garantizar la intervención de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos y/o de los organismos competentes en materia de preservación y restauración del patrimonio histórico y cultural”. De la misma manera que el GCABA debe “arbitrar los medios necesarios para la preservación y restauración de los bienes con valor patrimonial, histórico y/o cultural”. También se preservará el material bibliográfico existente en la biblioteca del actual Zoo.

Las mejoras, el uso y explotación que se efectúen deberán adecuarse a los protocolos e informes técnicos que realice el equipo técnico veterinario de la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) “Ecoparque Interactivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” para resguardar el bienestar animal de los ejemplares que se alojen en el predio.