Larreta se reunió con los vecinos de Palermo

17
Larreta se reunió con los vecinos de Palermo El martes 6/2 a las 18 h., el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunión con vecinos del barrio de Palermo con la consigna de intercambiar opiniones con los vecinos escuchando sus ideas y reclamos. “¡Te espero! Tus ideas pueden ser importantes para que juntos continuemos renovando cada rincón del barrio” rezaba la convocatoria. Estaban presentes, además, Alejandro Pérez, presidente de la Comuna 14 y, entre otros funcionarios, las comuneras Irene Picasso y Alejandra Ferreyra.

El encuentro se realizó en la Sala Siranush, ubicada en Armenia 1353, amplio lugar con algo más de 250 sillas. Se recibió a los vecinos con algún tentempié y algo para tomar, en una mesa ubicada en el fondo del salón.

Aquellos vecinos que querían exponer debían anotarse como oradores y aquellos otros que trajeran un problema puntual debían anotarlos en una planilla que se entregaba a quienes a la solicitaran.

Rodríguez Larreta llegó unos minutos después y los vecinos lo aclamaron al realizar su entrada: el amplio porcentaje de palermitanos que acuden a estas reuniones son admiradores del jefe de gobierno. Tanto es así que, algunos, al hablar para hacer su reclamo, comienzan elogiando su gestión y lo hermosa que está la ciudad. Otros, en cambio, por ejemplo una señora que tenía sentada a mi lado, fue con curiosidad a llevar su reclamo.

La reunión es casi un calco de tantas otras y las respuestas también lo son. De todas maneras te contamos aquí de qué se habló.

Larreta se reunió con los vecinos de PalermoUn vecino se quejaba de que la plaza Intendente Casares se había convertido en un gran canil, con perros que rompen las hermosas plantas puestas por la ciudad y que pagamos con el dinero de todos. El jefe de gobierno respondió que la mitad de los habitantes de la ciudad aman a las mascotas y que la otra mitad no. Que la plaza Intendente Casares es muy chica para hacer un canil entonces, aquellos vecinos que aman a sus mascotas van a llevarlas a la plaza donde es lógico que se vean perjudicada la vegetación.

Otro vecino pidió un cambio en la reglamentación del Código de Edificación ya que en las esquinas rigen reglas distintas que para las construcciones aledañas: en su terreno no se pueden construir más de 3 pisos cuando los edificios lindantes tienen al menos 8. Rodríguez Larreta le explicó que es cierto que para las edificaciones en las esquinas hay consideraciones distintas que para el resto de la cuadra y que él brega por la modificación del Código para que se pueda construir de acuerdo con la altura promedio del barrio. Y aquí me atrevo a disentir con Larreta porque veo, en todo momento, edificios en las esquinas del barrio de Palermo Hollywood, que transito a diario, con mucho más de 3 pisos, así que no me quedó claro a qué se refería y no se podía repreguntar.

Varias personas se quejaron por la ubicación de los contenedores de residuos, que traen cucarachas y problemas para circular cuando están ubicados frente a edificios, sobre todos en aquellos en los que viven personas mayores o con movilidad reducida ya que no pueden parar los autos. La explicación fue que no pueden ponerse en las esquinas porque obstaculizan la visión y que hay cuadras en las que no hay un lugar libre que no sea frente a una vivienda y que, además, hay que ponerlo de la mano en que pueda ser manipulado por el camión que los vacía.

Larreta se reunió con los vecinos de PalermoEn relación con las quejas por luminarias, Rodríguez Larreta explicó que ya el 75% de la ciudad tiene lámparas led, continuando durante el 2018 con los reemplazos, y que no pueden ponerse muy bajas porque se las roban. Aclaró que en caso de que la rama de un árbol obstruya la luz hay que pedir la poda de esa rama, dejando en claro que, si bien la época de poda es el invierno, para estos casos la poda se realiza durante todo el año.

También hubo quejas por el riego en el parque Las Heras que produce el encharcamiento en algunos lugares puntuales. Alejandro Pérez, presidente de la Comuna 14, explicó que el problema está dado por los declives que presenta el parque y que, para solucionarlo, se están colocando reguladores.

Hubo quejas además por la atención en las guardias, que según Larreta se habían normalizado finalizando el año pasado, por la demora y por tener que concurrir luego a las 4 de la madrugada para conseguir un turno con un médico en el hospital.

Otros estaban descontentos por paradas de colectivos sin señalización.

Disgusto por veredas rotas en algunos lugares puntuales que parecería ser que ocurre porque la empresa hace mal las carpetas. Sobre este tema dio a conocer que se ha hecho un convenio con las empresas que prestan servicios: de ahora en más, antes de romper, deben depositar una caución y si el trabajo finaliza mal hecho, no se les va a devolver el dinero. De las roturas anteriores se está haciendo cargo la Ciudad. Hubo alguna queja sobre el alisado de cemento… respuesta: a la mitad de los vecinos les gusta, a la otra mitad no.

Alguien habló de la falta de semáforo en la equina de Guatemala y Armenia que parece ser una esquina complicada.

Otro tema que preocupa a varios vecinos es el de la carga y descarga en los supermercados. Un vecino se quejaba que en Carrefour la descarga, con los ruidos inherentes, comienza a las 5 de la mañana y que, a veces, cuando no pueden llegar por algún motivo hasta la puerta misma, dejan los bultos en la esquina, a veces por algunas horas. Otros se quejaban de que la descarga en los supermercados del barrio se hace durante el día, obstruyendo las calles. Larreta explicó que el comercio vecinal no puede contratar un empleado para que acuda a las 5 de la mañana a recibir los bultos y que la comodidad de tener comercios cercanos al domicilio implica estas molestias. Sobre Carrefour, además, varios vecinos se quejaron por la falta de higiene.

Una señora se quejó porque cada vez tiene más cervecerías en la zona de Cerviño y Lafinur, lo que ocasiona que un barrio tranquilo, con locales gastronómicos que cerraban a horas razonables, ahora tenga comercios con gente bebiendo, comiendo y vomitando en sus calles hasta altas horas de la noche con el ruido consecuente.

Otros se quejaron de personas que viven en la calle, algo que el jefe de gobierno explica una y otra vez que no puede ser controlado ya que no es delito dormir en la calle. Sí podría hacerse algo en caso de que esa residencia ocasione episodios policiales.

En relación con la suciedad en las calles, salió el tema del reciclado y se dejó en claro que falta bastante para que toda la gente recicle y que eso va a evitar que los cartoneros continúen abriendo las bolsas de basura en búsqueda de cartones.

Hubo quejas también por la contaminación acústica en los lugares en que ensayan murgas y tamboriles, así como también de un abuso de uso de las sirenas de las ambulancias.

Se habló también de las inundaciones en Av. del Libertador y Austria. Aquí la explicación es que la obra que se realiza para evitarlas aún no ha finalizado, que falta una etapa aún. Y salió el tema de cuánto había mejorado este tema en la ciudad entera y que eso se debía también al uso de contenedores ya que, una sola bolsa de basura flotanto el en agua, tapa un sumidero y se inunda esa cuadra.

Se realizó la denuncia de que el servicio de hematología del Hospital Fernández está derivando a otras dependencias.

Un vecino se quejó de que las plazas no tienen baño al que se le explicó que los baños se ocupan y que en los pocos espacios verdes que tenían sanitarios hubo que cerrarlos.

Otra queja más es la falta de bebederos y la explicación es que los rompen y se forman lagunas de agua en la base.

Una señora habló de la protección del patrimonio histórico, que se impida que se demuelan viviendas que están amparadas por una ley que dice que no se puede tirar abajo, sin autorización previa, inmuebles construidos antes de 1941. Larreta dijo que era muy difícil conseguir esa autorización. Nuevamente disiento con el jefe de gobierno, en la zona que transito a diario es habitual que se tiren abajo edificios anteriores a esa fecha, que son fácilmente distinguibles por su estilo de edificación.

Con relación a las expensas, algunos vecinos pidieron participar en las paritarias para determinar los sueldos de los encargados de edificios y otros piden protección en cuanto a los administradores poco honestos. Para el segundo caso, la respuesta fue que a los administradores los elige el consorcio y, acerca de las expensas, aclaró que el gobierno promueve las expensas transparentes, con la publicación de estas en internet.

Sobre los  Horacio Rodríguez Larreta detalló que durante 2017 se limpiaron 70.000 paredes de las cuales solamente volvieron a pintarse 10.000, lo cual es un saldo positivo y que este año se continuaría con ese tema.

Cuando terminó la reunión, que duró alrededor de hora y media, habiendo quedado varios oradores anotados sin poder expresarse, los asistentes aplaudieron al jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta.