Médicos argentinos vuelven a alertar sobre el cigarrillo electrónico

14
cigarrillo electrónico
Alerta: Nueva advertencia sobre el cigarrillo electrónico. Tras 5 muertes y más de 200 casos de enfermedades reportadas en Estados Unidos, médicos argentinos vuelven a alertar sobre los riesgos de su uso. #e-cigarette #cigarrilloelectrónico #vapeador #saludrespiratoria

 
Desde hace un tiempo la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), junto a otras sociedades científicas, ha emitido comunicados manifestando el riesgo del uso de los cigarrillos electrónicos y su daño a las vías respiratorias, pronunciándose en contra de su uso como herramienta para la cesación tabáquica y advirtiendo sobre el creciente consumo en adolescentes.

En Estados Unidos, se reportaron recientemente más de 200 casos de enfermedades respiratorias graves y 5 casos de muerte relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos. Se trata de pacientes en su mayoría previamente sanos y jóvenes que desarrollan una enfermedad pulmonar grave que puede llevar a la muerte. Tanto el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se han involucrado en la investigación de estos casos y emitido una fuerte advertencia a la población sobre el riesgo del uso de estos dispositivos.
En nuestro país, aunque están prohibidos por el ANMAT, se venden libremente. Y, si bien aún no se han reportado casos, es fundamental advertir a la población sobre el riesgo de su uso.

Alertamos a la comunidad médica a estar atentos e interrogar sobre el uso de estos dispositivos en pacientes con estos síntomas respiratorios, sobre todo en adolescentes. Instamos al ANMAT y las autoridades correspondientes a ser enérgicos en la prohibición vigente de venta y publicidad de estos productos. Y al público en general, que considere que todo lo que se le ofrece ingresa como contrabando.”, expresan desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, que nuclea a neumonólogos y profesionales de la salud respiratoria de todo el país.

El cigarrillo electrónico (también conocido como vaporizador, vapeador o su nombre en inglés e-cigarette), consta de un recipiente en forma de cigarrillo o similar, una batería interior para generar calor y una carga con una solución líquida que al calentarse produce un vapor que vehiculiza diferentes sustancias para ser inhaladas (vapear). La solución líquida está compuesta por nicotina, saborizantes y otros productos químicos, que al calentarse no solo generan aerosoles de nicotina sino otros productos químicos que resultan tóxicos (carcinógenos) para la salud.

Por otra parte, del análisis de diferentes estudios se observa que los dispositivos electrónicos de liberación de nicotina permiten también la inhalación de otras substancias (saborizantes, cocaína, drogas sintéticas y derivados de cannabis, entre otras) que además del poder adictivo, suman nuevas toxicidades potenciales.

La salud respiratoria demanda respirar aire limpio. La inhalación directa o de segunda mano de humo y/o aerosoles generados por dispositivos electrónicos de liberación de nicotina u otros dispositivos representa una amenaza a la salud respiratoria. Todas las estructuras que componen el aparato respiratorio están hechas y perfectamente dispuestas para cumplir con una de las principales necesidades que tenemos los seres humanos: la respiración del aire limpio y oxigenado, sin ella la vida no sería posible.

Las sociedades de profesionales comprometidas con una respiración sana, alertamos a la población general que evite la utilización de cualquier tipo de dispositivo que le facilite la inhalación de sustancias extrañas cuya seguridad no haya sido comprobada científicamente”, advierten desde la AAMR.

 

Posición de las SOCIEDADES CIENTÍFICAS RESPIRATORIAS sobre el 

Cigarrillo electrónico y demás ENDS

Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR)
Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT)
Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)
Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía del Tórax (SMNyCT)
Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratoria (

Los expertos en la materia de estas sociedades científicas Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT), Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía del Tórax (SMNyCT) y European Respiratory Society (ERS) reunidos en el «Foro de Sociedades Científicas frente al Cigarrillo Electrónico» que tuvo lugar el 2 de noviembre de 2018 en la ciudad de Buenos Aires durante el 46º Congreso Argentino de Medicina Respiratoria analizaron el tema y acordaron en emitir una declaración basada en el análisis de la información científica disponible. Dicho análisis les ha llevado a las siguientes conclusiones:

  1. A la fecha, no existen estudios independientes que demuestren que el E-Cig ayuda a dejar de fumar. Dos meta-análisis publicados en 2014 y 2016, concluyeron que los E-Cig no ayudan a dejar de fumar. Otros estudios afirman que los usuarios de E-Cig tienen menos probabilidad de dejar el cigarrillo y que favorecen el consumo dual de E-Cig y tabaco convencional. Por lo tanto, afirmamos que no hay pruebas científicas que sustenten que el Cigarrillo Electrónico ayude a dejar de fumar.

  2. La declaración que «los cigarrillos electrónicos son 95% más seguros que fumar» no es cierta. Se han encontrado muchas sustancias tóxicas en el vapor liberado por los E-Cig. Entre ellas existen sustancias que producen cáncer de pulmón y de otros órganos, además de infecciones respiratorias y enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, afirmamos que no hay pruebas científicas que demuestren que el Cigarrillo Electrónico es seguro para los consumidores.

  3. Hay pruebas concretas que los E-Cig aportan nicotina en niveles adictivos a los consumidores, además la utilización de estos dispositivos ha aumentado exponencialmente entre fumadores, siendo muy frecuente el consumo dual de E-Cig y cigarrillos normales. El consumo de E-Cig entre los jóvenes ha aumentado. Por lo tanto, afirmamos que hay evidencias que el Cigarrillo Electrónico puede favorecer el aumento de consumo de tabaco a nivel poblacional.

La presente declaración es refrendada por las sociedades participantes y entidades hermanas como la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratoria (SER Chile) que se adhiere a la iniciativa.

Asociación Argentina de Medicina Respiratoria

Es una Asociación que fue creada en el año 1999 que reúne a los profesionales de la salud que se dedican a la Medicina Respiratoria. Su propósito es favorecer el crecimiento y desarrollo de la especialidad en todo el país, teniendo en cuenta las necesidades regionales. El ámbito de discusión multidisciplinario que incluye a todos aquellos que conforman el equipo de atención del paciente respiratorio, que cumplen su tarea en todas las latitudes del país, permite el desarrollo de normas para el funcionamiento adecuado de los servicios de la especialidad, estimulando la investigación y la docencia tanto de pregrado, como de postgrado y representando a la Medicina Respiratoria ante las autoridades.

Desde su creación se ha organizado anualmente un Congreso Nacional, y Jornadas Científicas que permiten la discusión de temas referentes a la Medicina Respiratoria que enriquecen tanto a nuestros afiliados como a la comunidad médica en general. La AAMR ha creado vínculos con otras sociedades tanto nacionales como internacionales que permiten un intercambio de conocimientos que resulta en un mejor desarrollo de la especialidad. 

Se han elaborado herramientas que están al alcance de todos los asociados, como el CEADI y la Revista Americana de Medicina Respiratoria, que permiten una actualización continua en todos los puntos del país.

Continúa trabajando con la idea de una Asociación en constante crecimiento con el objetivo de ser cada vez más útil a sus asociados y a la comunidad.

https://www.aamr.org.ar/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.