Inicio Palermo Presentación de un Plano Háptico en el Jardín Botánico Carlos Thays

Presentación de un Plano Háptico en el Jardín Botánico Carlos Thays

Sistemas de Comunicación e Información Inclusiva en el Jardin Botánico
Ayer se llevó a cabo la presentación del sistema de comunicación inclusiva del Jardín Botánico «Carlos Thays» Ubicado en Av. Santa Fe 3951, desarrollado en gestión asociada entre COPIDIS y la Red de Asistencia Legal y Social (RALS). #PlanoHaptico #JardinBotanico #CarlosThays #CodigoQR #COPIDIS #RALS

Este Sistema de Comunicación e Información Inclusiva en el Jardin Botánico, también conocido como Plano Háptico, representa un sitio determinado indicando la ubicación de los espacios y servicios principales mediante la utilización de texturas, colores contrastantes y referencias en braille, macrotipo y letras en relieve con el propósito de garantizar su lectura.

El sistema se encuentra ubicado próximo al ingreso, cuenta con un código QR que permite adquirir más información del lugar y sus atractivos.

La instalación de este recurso se suma al conjunto de acciones que está implementando el Jardín Botánico a fin de promover la inclusión de las personas con discapacidad al establecimiento y sus actividades.

Jardín Botánico Carlos Thays

ubicado en Santa Fe Av. 3951

Jardín Botánico Carlos Thays
L’Aquaiolo (El Aguatero) de Vincenzo Gemito (1852-1919).

Carlos Thays creó este Jardín Botánico, ubicado en el barrio de Palermo, entre los años 1892 y 1898, lugar en el que él también se domiciliaba con su familia durante su paso por la Dirección de Paseos.

El 22 de febrero del año 1892, el entonces Director General de Paseos Públicos de la Capital, el arquitecto paisajista Don Carlos Thays elevó a la Intendencia Municipal, a cargo de Don Francisco Bollini, un proyecto (Expediente Nº 2661-D-1892), en el que exponía la necesidad de la creación de un Jardín Botánico de Aclimatación, que atendiera por igual a objetivos científicos, recreativos y paisajístico. “…Deseando que el trazado mismo del jardín constituyera elementos de instrucción, dispuse el trazado de modo que en él fuesen representados los tres estilos adoptados en la arquitectura paisajista, es decir el estilo simétrico, el mixto y el pintoresco”, al decir de Carlos Thays.

En dicho proyecto se aconsejaba que el lugar más adecuado para formar ese jardín, era el terreno situado en la calle Santa Fe a la altura del Parque 3 de Febrero, donde funcionaba el Departamento Nacional de Agricultura, “a fin -expresaba- de efectuar en aquél plantaciones que ya no podían tener ubicación en el Vivero Municipal por hallarse colmado”. Señala las ventajas que reportaría la cesión del terreno ya que brindaba la posibilidad de “formación de un Jardín Botánico de Aclimatación cerca de los paseos de la capital y, sobre todo, de Palermo y del Jardín Zoológico, constituyendo así, con nuestras colecciones vegetales -agrega la nota-, un conjunto del cual la visita sería, a la vez, una distracción y un elemento poderoso de instrucción para la población bonaerense”. Expresó el naturalista Cristóbal M. Hicken, a cuya memoria se dio el nombre a la Escuela de Jardineros. “…Un jardín botánico no es un parque más dentro de los jardines de recreo de una ciudad. El jardín botánico debe tener las características de un museo, pues es archivo colección de plantas y debe tener también la de un laboratorio, en cuanto sirve para el estudio…”.

El Jardín Botánico de la Ciudad “Carlos Thays” tiene entre sus misiones y funciones la conservación de biodiversidad y la educación ambiental en todo el nivel escolar, terciario y universitario. A esos fines, conserva una importante colección viva de ejemplares arbóreos con aproximadamente 5 hectáreas destinadas a la flora argentina y unas 2 hectáreas con especies de los bosques templados de los cinco continentes.

Fue declarado Monumento Nacional por su carácter cultural y natural en 1996 y representa un reservorio natural de enorme importancia por su localización plenamente urbana. Sus equipos de trabajo desarrollan tareas de capacitación docente, de investigación aplicada en flora, de gestión ambiental y, específicamente, de conservación de la biodiversidad. Entre los ejemplares vegetales que conforman sus colecciones vivas hay algunos que son únicos en la ciudad y, en ciertos casos, únicos en el país.

En la actualidad se abre un nuevo horizonte cultural que ha generado una corriente más amplia en la concepción de los Jardines Botánicos: participación mayor del público en el proceso de conocimiento y concientización, incremento del intercambio entre instituciones afines en redes internacionales para la conservación de las especies en peligro, fortalecimiento de la función educativa, desarrollo de programas de investigación y de una mayor actividad en la custodia y conservación de los recursos naturales de su región de influencia, además de convertirse en lugar de visita periódica.

El edificio principal del Jardín Botánico fue proyectado por el Ingeniero Militar de origen polaco Jordan Wysocki, profesional de destacada actuación en el país, quien llegara convocado por el entonces Presidente de la Nación Domingo F. Sarmiento, para materializar el gran parque urbano que había proyectado. 

Jardín Botánico Carlos Thays

La casona, como se la conoce en la actualidad, fue construida por el Sr. Pedro Serechetti siguiendo el proyecto simétrico y simple de Wysocki. El proyecto había sido presentado en 1881 y la construcción se realizó el mismo año.

En sus cuatro esquinas tiene breves torreones que le dan un aspecto de castillo inglés y está revestido en su exterior de ladrillos rojizos. La fachada, envolvente y continua, es un fiel exponente de la arquitectura ladrillera de alta calidad de manufactura.

En la parte baja tenía seis amplias salas y en el piso alto, cuatro habitaciones comunicadas entre sí por grandes arcos o aberturas que carecían de puertas y que permitían, además del paso, la transformación de los recintos en otras salas de mayor dimensión. En los ángulos de la residencia, se instalaron habitaciones para vivienda del Director y de los guardianes permanentes, y allí vivió Thays con su familia durante algunos años.

Entre 1882 y 1894 fue la sede del Departamento Nacional de Agricultura y de 1984 a 1896, del Museo Histórico Nacional.

Es en agosto de este año, 1896, cuando la Nación la cede a la Ciudad para formalizar las oficinas de la Dirección de Paseos Públicos, dos años antes de la apertura del Jardín Botánico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si le interesa este texto, solicítelo a [email protected] indicando la url.