Se suspendió el paro programado para hoy de los subterráneos porteños

46

Asbesto en vagones de los subtes porteños

Se suspendió el paro lanzado por los metrodelegados para el miércoles 21 de marzo, entre las 5.30 y 8.30 de la mañana, debido a la falta de respuesta por parte de y el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, por la presunta aparición de material cancerígeno en formaciones de la línea B. Denuncian que hay vagones contaminados también en lineas C y E.

La Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad convocó a una reunión para el miércoles al mediodía con el objetivo de concretar un cronograma de inspecciones sobre los trenes denunciados con la presencia de asbesto. Para ello se integrará una comisión para inspeccionar las distintas formaciones, razón por el cual la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro suspendió el paro que había convocado.

En una reunión realizada el lunes 19 en la Legislatura, convocada por el diputado de la Ciudad de Buenos Aires del FIT-PO Gabriel Solano con trabajadores del subterráneo, los delegados de la Línea B presentes en la reunión, donde corren los trenes CAF 6.000 comprados a España, denunciaron que delegados de talleres de la línea C, acercaron la importante novedad que varios trenes de la línea C y E también contendrían asbesto de acuerdo a lo que surge un relevamiento visual.

Recordemos que Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) retiró de servicio tres vagones de la Línea B del Subterráneo porteño, un mes atrás, a raíz de la información conocida a través del diario El País de España, acerca de que en los vagones adquiridos por el gobierno argentino a Madrid se había detectado la existencia de amianto en su interior, un material de construcción actualmente prohibido en ambos países. Además se supo que inmediatamente se había solicitado “al metro español que confirme la presencia de este mineral en las formaciones compradas en 2011 para hacer frente a la extensión de la línea (B), las necesidades de renovar el material rodante y la mejora de la frecuencia“.

La semana pasada, todas las líneas del subte porteño permanecieron paralizados durante cuatro horas por una huelga de trabajadores que exigía al gobierno de la ciudad que defina cuál es la la situación sanitaria de los 36 vagones CAF 5000 adquiridos a España en 2011. Los empleados solicitaban exámenes de salud para todos aquellos que de una o de otra manera hayan estado en contacto con el amianto. Transcendió que en Madrid hay denuncias de casos de cáncer por asbestosis entre sus pares madrileños.

Asbesto o amianto

(fuente INTI)

Debido a su tamaño microscópico no se ve, no se oye, no se toca, no se huele, no tiene gusto, es decir, es imperceptible. Entra al cuerpo humano principalmente por inhalación, pudiendo causar graves enfermedades como la asbestosis, cáncer de pulmón y mesoteliomas pleural y peritoneal

El amianto (palabra de origen latino, amiantus: incorruptible) o asbesto (de origen griego: incombustible) es una fibra mineral natural que por sus características tecnológicas excepcionales, se ha utilizado en múltiples aplicaciones en construcción, industria y productos de gran consumo.

Está compuesta por un conjunto de miles de fibrillas elementales sólidamente unidas. Pueden separarse con facilidad longitudinalmente en fibras cada vez más finas hasta llegar a fibrillas de tamaño microscópico. Aquí reside la clave de la peligrosidad de esta fibra, billones de ellas pueden estar en el ambiente y ser transportadas por corrientes de aire hasta distancias considerables.
Foto de cabello humano

El uso del asbesto fue prohibido en la Argentina en el ámbito nacional a través de la Resolución Nº 845/00 del Ministerio de Salud de la Nación, y la Resolución Nº 823/01 del Ministerio de Salud de la Nación.

A su vez también fue prohibido en el ámbito del gobierno de la Ciudad de Bs.As a través de la Ley 1820/05. Es decir, en Argentina está prohibida la producción, importación, comercialización y uso de fibras de asbesto, en sus variedades anfíboles o crisotilo.

Los residuos que contienen fibras y polvos de asbestos, son considerados Residuos Peligrosos (corriente Y36) por lo que se debe dar cumplimiento a la Ley Nacional de Residuos Peligrosos 24.051 – Decreto 831 y Ley 2.214 (Anexo I) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en todos sus aspectos y demás complementarias de higiene y seguridad laboral.