«The martial Man» llega a la “Escuela Ma Tsun Kuen” de Tai Chi en Palermo

208

The martial Man llega a la “Escuela Ma Tsun Kuen” de Tai Chi en Palermo

La Escuela Ma Tsun Kuen de Tai Chi Chuan contará, durante el próximo mes de abril de 2019, con la presencia del renombrado Maestro a nivel internacional: Sifu Liang De Hua, famoso por su aparición en el programa «The martial Man», donde dictará seminarios durante los días 6 y 7 de abril en la sede de Palermo, y los días 13 y 14 de abril, en la sede de Punta Alta. Programa completo. Cómo inscribirte. 

Por primera vez en Sudamérica, el Sifu Liang De Hua, experto en Taiji Quan estilo Yang Tradicional, brindará seminarios:

Reproducimos, a continuación, algunos de los conceptos vertidos en la nota publicada en The Distillery, sobre el seminario dictado por Liang De Hua en Dinamarca, entre el 12 y el 14 de mayo de 2018, invitado por el maestro Torben Bremann escrita por Indre Styrke, uno de los asistentes al seminario.

Liang De Hua Liang dicta workshops fuera de Asia desde hace poco tiempo y, es probable, sea más conocido por sus propios videos de YouTube, por su aparición en el programa «The Martial Man» y por el boca a boca. En particular, por Adam Mizner, uno de los compañeros de entrenamiento de Liang, a quien también le enseñó parte de su material de Yang Shao Hou.

Liang de Hua y Adam Mizner
Liang de Hua y Adam Mizner

Una de las primeras cosas que debe notarse sobre Liang es su forma de ser humilde, amable y realista, “con los pies en la tierra”. Mientras que muchos, especialmente en las artes internas, tratan de parecer mejores de lo que son, Liang es lo opuesto. No tiene ningún problema en admitir que, a veces, una habilidad interna determinada puede no funcionar, porque depende de lo que haga la pareja. Sin embargo, lo más importante de todo es que tiene sinceridad y honestidad al demostrar y transmitir sus habilidades.

Liang De Hua enseña las habilidades permitiendo tener tus manos sobre él, mientras demuestra en otro, en tanto te dice lo que debes tratar de notar bajo sus manos. Un buen maestro debe ser capaz de ser humilde ante un estudiante. De lo contrario, el estudiante no puede sentir y no se le puede mostrar lo que se supone que debe notar, encarnar y aprender. Si el profesor tiene miedo de perder su imagen delante de un alumno (especialmente frente a otros), si está temeroso de permitir que un estudiante lo toque repetidamente y capte su centro, entonces el estudiante no se desarrollará de manera óptima y, el profesor, incapaz de renunciar a su poder, temiendo parecer vulnerable, probablemente tampoco se desarrollará mucho.

Durante el seminario dictado en Dinamarca cubrió los aspectos clásicos de la formación interna:

1) Meditación de pie (zhan zhuang)

En el linaje Yang Shao Hou de Liang, tienen más de 10 posiciones diferentes. Se cubrieron un par de ellas, incluida la posición aparentemente universal de «sostener el globo». Fue reconfortante escuchar a Liang. No con historias maravillosas de sabiduría o con experiencias energéticas al «abrazar el árbol», sino de cómo Liang, incluso ahora, odia la práctica de posiciones fijas por largo tiempo y le resulta difícil disciplinarse.
Liang marcó algunos puntos esenciales sobre el trabajo interno fundamental.

  • Si queremos tener una sensación de hundimiento interno, entonces tenemos que hundirnos en relación con otra cosa. Un globo de agua que se encuentra en el suelo no se hunde, se acaba de caer y se está extendiendo por todas partes. Pero si lo suspendes de tus manos en el aire, se hunde. Para tener hundimiento, por lo tanto, algo debe tirar hacia arriba. Para tener yin debes tener yang. La intención y los tejidos corporales, que tiran en direcciones opuestas, son el principio fundamental detrás de muchas enseñanzas y un vehículo para muchos atributos internos: hundimiento, estiramiento de los tejidos, conexión del cuerpo, etc., y esto se explora y desarrolla y desarrolla en las posturas estáticas.

2) Ejercicios solitarios (neigong)

Liang cubrió 6 de sus ejercicios principales en solitario (tiene muchos más) para entrenar Song, hundir el qi y hacer que los tejidos del cuerpo estén conectados y elásticos. Muchos ejercicios nos eran familiares, ya que los entrenábamos con Torben, pero Liang tenía algunos detalles y pistas interesantes que nos guiaban a través de los ejercicios. Uno de los ejercicios, desde el exterior, parecía idéntico a uno de los ejercicios básicos del maestro Huang, pero el yi y el enfoque interno de Liang hicieron que la experiencia fuera muy diferente. La intención es todo en estos ejercicios.
Liang dio una pequeña conferencia sobre «Yao guia a kua» en la que explica qué es y por qué tiene sentido para él moverse de esta manera (incluidas las rotaciones del dantian y el movimiento debajo de la piel) que me parecieron interesantes y ajenos a la forma en que he estado practicando hasta ahora.
Sus historias acerca de por qué «la mano lleva la raíz» y no al revés fue especialmente interesante para mí, cuya comprensión (o la falta de ella) la analizaré con Torben en nuestras próximas lecciones juntos.

3) Trabajo en parejas

Pasamos mucho tiempo en un par de cosas básicas. Ejercicios utilizados para practicar el hundimiento del qi y encontrar la raíz del compañero, capturar su estructura y obligarlo a revelarla o solo una parte de ella (encontrar / capturar su hombro por ejemplo). La mayoría, en principio, nos parecían familiares, ya que los practicábamos con Torben, pero era interesante y útil sentir el enfoque de Liang, así como sus correcciones.

4) Formas de Taiji

Para juntar las piezas, probamos la primera parte de la forma de Liang, hasta el «látigo individual». Las claves destacadas por Liang fueron usar yi, en parte a través del uso de los ojos, guiando el qi y el peng en el cuerpo, lo que finalmente hizo que el cuerpo se moviera (mano, yao, kua y finalmente piernas y raíz). Mientras que una buena raíz parece funcionar, y estilos enteros están basados en esto, no parece ser un avance a largo plazo. Buenos boxeadores y karatekas aprenden a obtener el poder del suelo y su raíz. Y si
bien puede funcionar hasta un nivel muy alto, en última instancia, ¿dónde está lo interno en eso cuando todavía es básicamente lo que hacen las buenas artes externas también? Liang, como Sam Tam, enfatiza que las piernas y el suelo se cuidan solos cuando se mueven y que las piernas están listas para el viaje. 

En resumen, fueron un par de días muy informativos con muchas experiencias interesantes que necesitaré un poco de tiempo para digerir totalmente y trabajarlas con la ayuda de Torben.
En un momento del curso, recibí una patada de Liang, suelta, que penetraba profundamente en mi muslo (una experiencia impactante, literalmente), lo escuché hablar un poco sobre el «cuerpo de hierro» como cualidades que se desarrollan a partir de la práctica interna adecuada, así como la fuerza de los dedos para romper nueces.
Tiene habilidades internas obvias y está dispuesto y es capaz de demostrar, explicar y transmitir lo que sabe, y no retiene información cuando se le pide. También es una de las pocas personas taiji que practica cómo luchar con sus habilidades internas. 

Por lo tanto, si lo que le interesa es lo interno, lo que le interesa es Liang, vale la pena visitarlo.

Extraído de The Distillery: Meeting Liang De Hua (2018)
 (Traducción libre del blog “Indre Styrke” por FC y HdelP)
Escuela Ma Tsun Kuen – 2019 –

Programa:

 
Sábado
Domingo
Mañana
Ejercicios de trabajo interno
Song Gong-Nei Kung
Descubriendo la fuerza interna
del Tai Chi Taijiquan Jing
Abrazo del árbol
Chang Chuan
Tarde
Forma del Tai Chi Chuan
Linea Yang Shao Hou
Trabajo de Chi
Chi Kung
Entrega de Certificados
Empuje de Manos
Tui Shou
Las 8 energías su función en el combate
Ba Jings
Entrega de Certificados

Aranceles

  • Seminario Completo: $5000.
  • Día sábado: $2500.
  • Día domingo: $3800.

Inscripción

Sobre el Maestro Ma Tsun Kuen

El Maestro Ma Tsun Kuen nació en An Hui, China, en el año 1908. Cuando tenía seis años de edad su familia se trasladó a la capital de la República de China (en aquella época Nanking), para cursar sus estudios allí e iniciar el aprendizaje de las Artes Marciales.

Comenzó a aprender Artes Marciales «Kuo Shu» con el Shao Lin Chuan, y continuó con él hasta el tercer año de su vida universitaria. En esos años aprendió las técnicas de mano vacía así como el uso de armas: cuchillo, Kun (palo), Chien (la espada), y el Tao (sable) propios del Shaolín.

Para aquel entonces sólo existía la enseñanza de «tipo tradicional» y los alumnos atravesaban todo tipo de exigencias físicas, mentales y emocionales, para fortalecer su «temple» y lograr un verdadero kung fu (destreza marcial).

Mientras completaba sus estudios de post-grado, comenzó a trabajar formalmente como columnista de dos diarios de Nanking. Esto da clara muestra que en aquel entonces, no sólo tenía preparación física, sino también intelectual, cosa que en aquellos años era aún más raro que en la actualidad. A lo largo de su vida escribió gran cantidad de notas, artículos y ensayos de diferentes temas de la realidad china contemporánea y 9 nueve libros referentes a la política y filosofía chinas.

Aunque practicó Shaolín Chuan durante casi 20 años, ya adulto sintió la necesidad de hacer otro tipo de ejercicios, tanto para mantener y fortalecer su salud, como para combatir las exigencias de su arduo trabajo.

Atraído por la filosofía que contenía, decidió practicar Tai Chi Chuan en la época y lugar en que Yang Chen Fu ya hacía historia.

Con el paso del tiempo descubrió las grandes diferencias que tenía con el Shaolin, tanto en su filosofía, como en la forma de practicarlo, donde no prevalecía el uso de la fuerza bruta en las técnicas, sino el manejo de la fuerza del oponente. Con el tiempo confirmó la existencia del significado del término «Mien Chin» o «Needle in Cotton», «La aguja envuelta en algodón», utilizado para expresar la cualidad energética del Tai Chi Chuan.

Por más de 50 años practicó, estudió, entrenó y cultivó el arte del Tai Chi Chuan, convirtiéndose éste en su modo de vida.

Antes de llegar a Argentina había practicado Tai Chi Chuan por más de 30 años. Y ya había logrado perfeccionar tanto formas, técnicas y trabajo energético como también se había impregnado de sus principios y filosofía.

En 1973 comenzó a enseñar Tai Chi Chuan en Argentina con su particular visión y experiencia del arte. Interesado en la investigación, gradualmente modificó algunos puntos de la enseñanza de este arte para hacer lo que le parecía más útil y razonable y mejorar el aprendizaje de sus alumnos.

Sostenía que era importante que el estudiante comprenda que el Tai Chi no es únicamente lento y de práctica individual.

Aquí, en la Argentina, este arte era desconocido; apenas su nombre y tal vez algunas secuencias de movimientos comenzaban a llegar y para aquel entonces un halo de misterio y de ignorancia envolvía su práctica.

No existía quién enseñase las aplicaciones marciales y empezaban a instalarse los primeros «malos entendidos» de cómo practicarlo. Por eso el Maestro Ma, desde el comienzo, enfatizó sobre la diferencia entre suavidad y debilidad. Conceptos que hasta hoy en día se siguen confundiendo.

«Los movimientos deben permitir neutralizar un ataque. Esto significa que el Tai Chi Chuan no es solamente para la salud, sino que también sirve como defensa, aunque uno no tenga necesidad de usarlo en toda su vida.» – decía el Maestro Ma.

A partir de su enseñanza, los alumnos empiezan a descubrir las aplicaciones marciales de este arte. Desde el comienzo enseña también la práctica del tuei shou (manos que empujan) para el desarrollo del Tong Ching (energía que comprende).

Viendo que la práctica existente era «demasiado laxa» y los practicante no tenían resistencia a los golpes, enseña un set de Chi Kung marcial, que se denomina I Chin Kung. En él se combinan elementos del Ba Duan Jing y el I Jin Jing con una perspectiva muy particular.

Basado en su largo aprendizaje, re-creó dos formas de Tai Chi: la «Forma Corta», «con el exterior blando pero el interior duro», y el «Kuei Shou» para practicar con gran velocidad.

Enseña el manejo del Sable (tao) y la espada (chien), como así también una secuencia avanzada de Tai Chi Chuan, que se realiza en pareja llamada San Shou Tuei Ta (manos que Dispersan Empujan y golpean).

Con el paso del tiempo sus discípulos forman la Asociación Argentina de Tai Chi Chuan, que durante muchos años nuclea a todos sus instructores y alumnos y hace historia difundiendo el arte en Argentina.

El Maestro Ma Tsun Kuen falleció en Buenos Aires, Argentina, en el año 1993. Tras su muerte, uno de sus principales discípulos, el Sifu Fernando Chedel crea la Escuela Internacional Ma Tsun Kuen de Tai Chi Chuan, llevando más de 30 años de práctica en el arte.

Desde fines de la década del 70 hasta la actualidad enseñó en nuestro país. A partir del año 2000 es llamado a España para enseñar su arte y comienza allí la difusión de nuestro estilo en gran parte de Europa logrando gran aceptación dentro de los círculos marciales de Tai Chi Chuan.

Posteriormente la Escuela se hace mas conocida en los diferentes eventos internacionales y encuentros europeos de Tai Chi Chuan, y se adhieren más profesores con sus escuelas principalmente en España, Alemania, Inglaterra e Italia.

Escrito por Francisco Clemares director de la sede Palermo
[email protected]
www.ma-taichi.com.ar
Bs. As. Argentina – Copyright (C)
Escuela Internacional «Ma Tsun Kuen» de Tai Chi Chuan – 1999

(Visited 21 times, 21 visits today)